Imprimir

Estudiantes de San Cristóbal de Las Casas conmemoran matanza de Tlatelolco

Escrito por Manuel Martínez/Mirada Sur.. Posted in Relevantes

Marcha 2 de octubre 023San Cristóbal de Las Casas, Chis. 4 de Octubre. Estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNACH y miembros de diversas organizaciones marcharon por las calles de San Cristóbal de Las Casas para conmemorar la masacre del 2 de octubre, rechazar la reforma laboral, alto a las muertes por la lucha contra el narcotráfico y exigieron la liberación de presos políticos.

El primer grupo partió de la Unidad Administrativa, en el sur de esta ciudad, y el segundo, de las instalaciones de la Facultad de Ciencias Sociales hacia el norte de San Cristóbal; los dos contingentes se unieron en la esquina de la avenida Benito Juárez, a la altura del templo de San Francisco.

Un contingente recorrió la avenida Insurgentes hasta llegar al boulevard “Juan Sabines Gutiérrez” y retornar sobre la avenida Insurgentes. Algunos de los manifestantes, que se cubrían el rostro con pasamontañas, realizaron pintas en edificios públicos y coloniales del Centro Histórico de la ciudad.

También realizaron pintas en un vehículo propiedad de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas y se manifestaron por espacio de 10 minutos frente al edificio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), localizado sobre la avenida Josefa Ortiz de Domínguez.

Los estudiantes eran del Núcleo Estudiantil en Resistencia y Rebeldía, Colectivo Tsoblej-FNLS, Facultad de Ciencias Sociales, COCIDEP, COCYP, y habitantes de la comunidad de Mitzitón, municipio de San Cristóbal, entre otros.

“El 2 de octubre no se olvida”, “Zapata vive, la lucha sigue”, “presos políticos libertad”, “Chiapas no es cuartel, fuera Ejército de él”, fueron algunas de las consignas del grupo de jóvenes a su llegada a la Plaza de la Paz, donde llevaron a cabo un mitin con la participación de varios oradores.

Los inconformes recordaron que “el 2 de octubre de 1968, el gobierno envió a la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, a cientos de soldados y a mil policías vestidos de civil, apoyados con tanquetas y metralletas para disparar sobre la multitud, sin importarles si tiraban sobre niños, mujeres o adultos”.

“A 44 años de haberse perpetrado estos crímenes de lesa humanidad, los responsables intelectuales de esta masacre siguen sin castigo, gozando de la impunidad y protección que les brinda el Estado mexicano”, denunciaron en un comunicado que dio lectura uno de los manifestantes.

Señalaron que hoy, al igual que en 1968, durante 6 años de mandato, el gobierno de Felipe Calderón ha dejado al pueblo de México bañado en sangre, en la hambruna total y desprotegido de sus derechos laborales.

“Hoy el pueblo de México vive una tremenda crisis provocada por los empresarios coludidos con los asesinos, con más encarcelados, desapariciones, desplazamientos forzados, con más hambre y miseria”, afirmaron.

Denunciaron que el estado de Chiapas se encuentra en las mismas condiciones de pobreza y marginación, además de que el gobierno estatal de Sabines deja una exorbitante deuda y con una gran ola de represión.

Para el gobierno, la educación dejó de ser prioridad y pasó a ser una herramienta del mercado laboral, al emprender planes y programas de estudios basados en el Modelo Británico de educación por competencias.

“El actual gobierno de Chiapas deja una deuda de 16 mil millones de pesos, no obstante aún pretenden solicitar otros 3 mil 500 millones de pesos para seguir despilfarrando en contratos jugosos con empresas nacionales y extranjeras, dejando una mancha de miseria, explotación y vergüenza”, agregaron.

Mencionaron que en la Facultad de Ciencias Sociales, los nuevos planes de estudios respaldados por directivos y propuestos por profesores carentes de moral y ética profesional, dejan al alumnado en un archipiélago de conocimiento caduco y desfasado de la realidad chiapaneca, sin compromiso social.

“El caso más lamentable pasa en la licenciatura en Antropología Social, en la que desaparecen dos semestres, además de que generan apatía científica entre los nuevos antropólogos y antropólogas”, explicaron.

Dijeron “que recordar los 44 años de impunidad, sobre las cabezas de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría y el PRI, nos deja la enseñanza a las generaciones que hoy alzamos la voz para que juntos los estudiantes, las amas de casa, los trabajadores del campo, los obreros y demás clases populares, demuestren por convicción la vigencia de la lucha de clases y el llamado a la organización de masas populares para enfrentar al enemigo común, a la clase política que se enriquece a costa de nuestro trabajo”.

0000

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar